miércoles, 13 de septiembre de 2017

El día que se fue la cuna

Y de repente me entró la NOSTALGIA. Recordé el día que regalamos la cuna que compramos para #AlessandroFabián y que después heredó #DiegoMatías. Venía un sobrinito nuevo, y la cuna estaba en perfecto estado, además Diego desde que cumplió 1 añito dormía en otra camita. Si nadie la estaba usando, mejor que fuera aprovechada por otro angelito. Pero cuando regresé a casa y vi el ESPACIO VACÍO en el cuarto me dio un sentimiento como de TRISTEZA, como si extrañara algo. Pero no es que extrañaba la cuna, es que me dí cuenta que me estoy quedando sin bebes, que poco a poco todas las ropitas, los zapatitos, los juguetes, el coche y todo lo que hay de bebe en casa se va a ir, para darle paso a las cosas de NIÑOS GRANDES y después de ADOLESCENTES. De repente pensé: Se me crecieron los nenes, pronto se irán de casa 😯 Necesitaba compartir esta SENSACIÓN DE NOSTALGIA repentina. Ahora voy entendiendo por qué los ABUELOS se vuelven LOCOS DE AMOR cuando nacen los nietos, es como si la vida les diera otra oportunidad para SER PADRES

No hay comentarios:

Publicar un comentario