sábado, 17 de diciembre de 2016

Amor de hermanos

"Hermanito, si tú lo haces, yo lo hago. Enséñame todo" 👬💕Pareciera que le estuviera diciendo Dieguito a Ale. Es que este par es dinamita cuando están juntos. Todo el día están uno encima del otro apretujándose y corriendo por toda la casa. Ale se ha encargado de enseñarle todas las travesuras y escondites existentes. Me he dado cuenta que realmente hay muchas cosas que Diego aprendió más rápido por seguir a su hermano, por ejemplo cepillarse los dientes y comer solito. Muchas palabras también las conoce el chiquito por imitar al mayor. Recuerdo cuando estaba embarazada de Diego le pedí mucho a Dios que no hubieran celos, y me escuchó porque estos dos son puro amor, pero claro, que de vez en cuando se dan su trancazo y se tiran un juguete y estoy bien consiente que cuando crezcan se van a agarrar a puños aunque sea una vez. Hermanos que no pelean, no se quieren. De verdad que me siente #BendecidaYafortunada 😊del amor y trato de estos hermanitos, sobre todo de la dulzura de Ale hacia Dieguito, es como si él entendiera que tiene que guiarlo y protegerlo. Recuerdo una vez que los bañaba a ambos y Ale me preguntó: "¿Mamá, yo soy el papá de Diego?" La verdad se me arrugó el corazón 😔 con esa pregunta. No hijo, tú eres su hermano y siempre serás su hermano mayor, solo quiérelo y cuídalo cuando estén juntos. Allí me dí cuenta que tengo que ser cuidadosa por que Ale nunca sienta que tiene más responsabilidades de las que debe tener un niño. Sé que por ser el mayor, siempre sentirá que debe protegernos. Una frase que me repiten mucho y la verdad me molesta un poco es: "Ahora ellos son los hombres de la casa" Ellos son niños y siempre serán mis hijos. Mi responsabilidad es con ellos, no ellos hacia mi. No los críare pensando que deben tomar un lugar que dejó alguien. Solo sean felices y jueguen mis niños. P.D: Tengo la esperanza de que algún día le podamos tomar una foto📷 decente y seria a estos dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario